Springtime in a Small Town (2006)

Springtime in a Small Town es una excepción dentro de la serie de nuestras instalaciones vibratorias. Está construida de una manera similar a las diferentes versiones de A Castle for Kobe, pero con cajas de madera en vez de cajas de cartón. La obra se distingue de las anteriores por su entorno.  Las cajas y muelles han cambiado el espacio cerrado de una sala por un bosque romántico en Bélgica. El sonido de Springtime in a Small Town es menos dinámico que el de la mayoría de nuestras obras y se mezcla perfectamente con el mundo sonoro del bosque. La apariencia orgánica de las cajas hace que parece que siempre han formado parte del bosque. Mientras la obra funciona técnicamente de la misma manera que las otras obras vibratorias, este conjunto de factores la han dotado de una carga más meditativa. Como todas las obras de la serie, Springtime in a Small Town es un complejo sistema en el que varias frecuencias se influyen mutuamente. Vibraciones, provocadas por motores, y las resonancias naturales de la flexible construcción están tan relacionadas entre si, que incluso la más mínima alteración podría ser capaz de provocar un resultado imprevisible. Los sonidos y movimientos que produce la instalación pueden alterarse casi imperceptiblemente del orden al caos y viceversa. El sonido aumenta y disminuye en texturas que cambian continuamente. La fuerza pura del sonido siempre ha sido parte integral de nuestra obra: El sonido, como medio que potencia un lugar especifico, nos permite ocupar ese lugar y encantarlo. Las circunstancias tan distintas que ofrece el entorno KLANKENBOS hacen cumplir este lema mas que nunca.

Construimos Springtime in a Small Town para el KLANKENBOS (“bosque sonoro”) en Neerpelt, Bélgica, proyecto de Stichting Música. En mayo 2014 hemos reemplazado las cajas originales por nuevas de madera de cedro.

http://www.musica.be/en/sound-installations

Agradecemos especialmente a Günter Geiger por su contribución en la elección y desarrollo de software y hardware.